La Secretaria de Sanidad de FeSP UGT Jaén, pide la inmediata realización de los test de COVID-19 a todos los profesionales de la Sanidad Pública, Centros Residenciales, Servicios de Ayuda a Domicilio y Técnicos de Trasporte Sanitario, sin distinción de categorías.

«UGT tenemos conocimiento de forma oficiosa de los numerosos contagios por COVID-19 de los profesionales de la sanidad pública, tanto en hospitales como en centros de salud, y en centros y servicios sociosanitarios y de dependencia, pero en ningún momento la administración sanitaria ni los centros de trabajo está informando a las organizaciones sindicales ni a los delegados de prevención del número de casos positivos por centro. Solo manejamos datos de que el 12 % del total de infectados a nivel nacional son personal sanitario, pero lo desconocemos a nivel autonómico y a nivel provincial o por centros y categorías», manifiestan.

Existe una gran preocupación por el riesgo real de contagio entre los profesionales sanitarios y no sanitarios, por las evidentes repercusiones sobre su propia salud, la de sus familias y compañeros/ as de trabajo, y no menos importante por el riesgo de transmisión del COVID-19 a los pacientes y usuarios que atienden. «Es muy desesperante ver como tus compañeros/as poco a poco van cayendo y dándose de baja laboral por la infección, sobre todo cuando llevamos pidiendo EPIS, mascarillas adecuadas para todos desde hace ya al menos 3 semanas. UGT denunciamos que se está trabajando en precario, sin EPIs, que se compensa con la buena voluntad y profesionalidad por los trabajadores, pero que ante esta situación de pandemia no es suficiente», insisiten.

Y debido al escenario de transmisión comunitaria sostenida generalizada UGT solicita que se realice la detección de infección por COVID-19 preferentemente al personal en riesgo de haber tenido un contacto estrecho con casos posibles, probables o confirmados y a aquellos profesionales de unidades y servicios de mayor riesgo, y a continuación al resto de trabajadores/as.
«Debido a las peculiaridades de la asistencia sanitaria o sociosanitaria que no permite la distancia social recomendada por el ministerio para evitar el contagio, y la notable falta de EPIS, podríamos estar sin saberlo ante un grave problema epidemiológico y de salud pública en nuestra provincia, por no detectar a tiempo los casos positivos de profesionales», manifiestan desde el sindicato.

Los profesionales de la salud y atención a la dependencia, están intentando utilizar todas las medidas preventivas a su alcance, y siguiendo las recomendaciones de los protocolos y procedimientos marcados por la Consejería de Salud y Familias y el Ministerio de Salud, pero en muchas ocasiones con dificultades importantes por falta de los EPIS necesarios.

«UGT exigimos que se salvaguarde la salud de los profesionales en todo momento, pero en esta situación de alarma sanitaria y pandemia mundial, los profesionales sanitarios y no sanitarios de los servicios públicos son un personal valiosísimo para dar a la ciudadanía el servicio sanitario que necesitan en este momento crítico, y de ahí la importancia de la detección precoz de casos para evitar que quienes nos curan y cuidan, dejen de hacerlo por estar desprotegidos y enfermos», concluyen.