En el día de hoy se ha mantenido una nueva reunión entre todas las partes implicadas en este largo conflicto para intentar superar los puntos de discrepancias que aún quedaban por debatir de cara al acuerdo que finalmente se ha suscrito y que se sustancia con los siguientes puntos relevantes.

De este modo el servicio se reanudará en cuanto Col Servicol y la Administración realicen los trámites necesarios para la formalización del contrato y la comunicación con las trabajadoras que, se espera, sea antes del día 20 de enero. De esta forma se normalizará el servicio de comedores para los más de 1800 niños y niñas afectados.

La nueva concesionaria del servicio asumirá la continuidad en sus puestos de trabajo de las aproximadamente 130 personas que venían realizando el trabajo para la anterior empresa.
Col Servicol, abonará tres meses de los salarios dejados a deber por la anterior empresa. Las trabajadoras no repercutirán sobre la nueva concesionaria posibles cantidades que se le puedan atribuir judicialmente, dejando intacto su derecho a reclamar contra la anterior empresa.

En los próximos días se presentará a las personas trabajadoras el texto del acuerdo que tendrán que suscribir cada una de ellas con la empresa para hacer efectiva la subrogación y con esta la continuidad en sus puestos de trabajo.