Agentes de la Policía Nacional han intervenido más de 9.000 juguetes falsificados en sendas naves de Torredelcampo (Jaén) y Fuenlabrada (Madrid). Los juguetes llegaban a España desde China burlando los controles de seguridad al estar totalmente desmontados, siendo la nave de Fuenlabrada la empleada para el montaje del producto final. Realizados sendos registros tanto en Torredelcampo como en Fuenlabrada, la Policía Nacional se ha incautado de 9.142 juguetes falsificados a prestigiosas marcas como Lol, Cry Babies, Disney, Nickelodeon, Mattel, Real Madrid, etc., deteniéndose en Torredelcampo a dos personas, padre e hijo, quienes regentaban el negocio juguetero. Hace dos años en esta misma empresa de Torredelcampo, se realizó un registro en el que se incautaron más de 8.000 juguetes, deteniéndose a su máximo responsable. Los productos incautados representaban altos riesgos para la salud y seguridad de los niños al emplear en su fabricación y elaboración materiales, pinturas y lacas altamente nocivas.

Las investigaciones se iniciaron en el pasado mes de noviembre cuando se recibió una denuncia de dos prestigiosas marcas que habían detectado en la provincia de Jaén la falsificación de sus legítimos productos.

Identificación y vigilancias a las naves y sus presuntos autores

A partir de las informaciones recibidas, los investigadores corroboraron la veracidad de los hechos denunciados, logrando ubicar un establecimiento comercial abierto al público y situado en la localidad de Torredelcampo (Jaén), siendo éste el origen de la distribución de los referidos juguetes. Tanto la nave como sus propietarios fueron sometidos a diferentes vigilancias. Los investigadores de la U.D.E.V. PERSONAS de Jaén junto a los agentes de la U.D.E.V. CENTRAL, consiguieron averiguar las fuentes de procedencia de los productos presuntamente falsificados, identificando a un grupo de ciudadanos de nacionalidad china, quienes disponían de una nave almacén donde se ocultaban almacenados los supuestos juguetes falsos en el Polígono industrial de Cobo Calleja de Fuenlabrada.

“Modus Operandi”

Antes de la resolución del operativo policial la preocupación máxima de los investigadores era saber la procedencia y cómo y de qué manera entraban a España las falsificaciones burlando los controles establecidos.

Tras estudiar y poner en orden sus trabajos investigativos, los agentes supieron que los productos falsificados llagaban a Europa desde China empleando diferentes formas y vías de entrada. Éstos llegaban a España totalmente desmontados en diferentes bloques. Estos bloques venían separados en distintos envíos, en distintas fechas y por distintos puertos y aeropuertos de entrada. Esta desmembración constituía en sí misma una medida de seguridad cuya finalidad era la de dificultar la detección de los productos vulnerados en las aduanas europeas, llegando hasta la nave de Fuenlabrada donde supuestamente eran montados y enviados hacia Torredelcampo.

Nuevas técnicas empleadas para no ser detectados

Con el fin de burlar la detección de las presuntas falsificaciones, en los juguetes se camuflaba la marca original, presentando inicialmente un dibujo realizado con lentejuelas que al ser manipulados con la simple mano, cambiaban el dibujo apareciendo las letras ocultas de la marca falsificada.

Después de diferentes trabajos investigativos, los agentes realizaron el registro de la nave de Torredelcampo y la de Fuenlabrada. En la primera se detuvo a sus responsables; padre e hijo. En ambas, los agentes incautaron 9.142 artículos falsos consistentes en muñecas, juguetes, bufandas y otros artículos de marcas como Lol Surprise, Cry Babies; Disney, Spiderman, Patrulla Canina, Pokemon, Fornite entre otras, marcas estas altamente demandadas por los niños.

¡¡¡Alerta!!!

Se alerta del alto riesgo que este tipo de productos falsos representa para la salud y la seguridad de los niños, pues al estar producidos fuera de los canales legales, éstos no se encuentran sometidos a la normativa ISO de calidad, salubridad e higiene, por lo que en su fabricación, presuntamente se emplean materiales, pinturas y barnices nocivos para la salud. Supuestamente estos productos se producen en fábricas clandestinas con deficientes condiciones higiénicas y carencia de respeto por los derechos humanos y de los trabajadores.