La concejala de presidencia del Ayuntamiento de Jaén, África Colomo, ha señalado que estos seis meses de trabajo del equipo de Gobierno “son de grandes avances y percibidos con ilusión por la gente como de que están cambiando las cosas”. “Hemos venido a trabajar por el interés general de Jaén y creo que se ha demostrado en estos 6 meses poniendo orden en el caos de la gestión del anterior mandato, un descontrol de décadas incluso como demuestra el trabajo que se está haciendo ahora con el servicio de transporte urbano o trabajando la relación y el control de las concesionarias”, remarca la edil.

“El ‘método Julio Millán’ y de este equipo de Gobierno es muy fácil, y el PP ha tenido ocho años como poco para ponerlo en práctica: se trata de responsabilidad, trabajo y confianza para garantizar la inversión en Jaén”, destaca. “Estamos trabajando en la mejora sustancial de la prestación de los servicios, especialmente el de la limpieza y recogida de basura, hemos dado su sitio al área de Mantenimiento Urbano, con trabajadores que ni siquiera tenían ropa adecuada para hacer su trabajo ni un contrato de suministro de material para trabajar. Cuando hablan de obras como las del Jaén Plaza o Roldán y Marín no cuentan que las licencias llevaban meses e incluso años esperando ser concedidas. Dos años en el caso de la galería comercial, un via crucis para Decatlhon, entre otros, y los plazos de Roldán y Marín no habían sido los que han sido para terminar la obra si no les otorgamos la licencia en un mes desde la llegada de este equipo de Gobierno, pues llevaban desde enero con ella pendiente”, remarca Colomo.

La edil ha defendido el trabajo del alcalde al señalar que para defender el interés general “hay que tener altura de miras y no pensar que los proyectos duran un mandato y si no terminan en él es mejor enterrarlos y dejarlos a merced del expolio”. “En 2011 el PP podría haber puesto en marcha un tranvía, podía haber inaugurado dos guarderías en el Bulevar y en el Polígono del Valle, un parque acuático o de aventuras, a elegir, y un centro de mayores en Santa Isabel. Optó por la política de tierra quemada, mientras que este alcalde ha preferido ser responsable y mirar por el interés general”, sostiene. En este sentido destaca “la desfachatez política” de la oposición, “que parecen sepulcros blanqueados, que están vestidos de limpio y que nada tienen que ver con la gestión que se ha hecho de aquí para atrás”. Así, recuerda que cuando reclaman la apertura de la calle del barrio de Antonio Díaz no cuentan que dejaron caducar el expediente, o cuando piden con prisa las obras de la ludoteca del Bulevar a este equipo de Gobierno “no explican que ellos las dejaron pendientes desde 2016”. Del mismo modo destaca cuestiones como que no ha habido ni siquiera un trabajo preparatorio de los fondos Edusi-Feder que debería haberse dejado listo este año con una comisión de participación y con la adscripción al manual de procedimiento que marcan el Gobierno de España y la UE, trabajo que ha debido hacer el actual gobierno.

Asimismo ha destacado el trabajo realizado en materia de urbanismo, poniendo orden y dando seguridad y confianza a los inversores, algunos de ellos en situación límite por la falta de diligencia en la gestión política del área. O la colaboración establecida con todas las administraciones, una cuestión que anteriores mandatos marcaba el clima de trabajo por la oposición política que bloqueaba iniciativas buenas para la ciudad solo por una cuestión de diferencias en el color políticos, caso del tranvía, el conservatorio o las obras en el Paseo Virgen del Rocío del Polígono del Valle.