El alcalde de Jaén, Julio Millán, y el concejal de Cultura y Turismo, José Manuel Higueras, han asistido al acto de Graduación de la Escuela de Hostelería Fundación Cruzcampo celebrado en la Casería de Las Palmeras. Millán ha destacado el talento, la capacidad de aprendizaje y esfuerzo de los alumnos y ha recordado que Jaén, actualmente con dos restaurantes con estrella Michelín (el DamaJuana de Juan Aceituno y el Bagá de Pedro Sánchez) se ha convertido en un exponente de la excelencia y la innovación en la cocina.

Junto a Millán han estado presentes en este acto de graduación que también ha servido de apertura del curso para la XVIII promoción el director de la escuela, Jesús Barrios, el responsable del grupo La Toja, José María Rodríguez, el cocinero Pedro Sánchez y su jefe de sala Francisco Javier Fernández, formado en esta escuela.

Para el alcalde ha sido un “honor” estar hoy en la apertura del nuevo curso académico de la Escuela de Hostelería Fundación Cruzcampo Jaén y una “satisfacción” compartir la entrega de diplomas con la nueva promoción de 20 alumnos que sale de estos fogones, la XVII promoción. Millán ha agradecido al alumnado que ha pasado y va a pasar por la Escuela de Hostelería de la Fundación Cruzcampo Jaén por “su especial aportación al mundo culinario”. También ha felicitado a su director y profesores por el trabajo que realizan y la formación que imparten.

El alcalde ha manifestado que el talento es “fundamental, pero la formación es imprescindible para evolucionar y más en un sector, como la hostelería, que constantemente se transforma y se reinventa”. Y que mejor lugar que esta escuela de hostelería para “formarse, adquirir experiencia y empezar un sueño”. Asimismo, les ha trasladado que están “en las mejores manos para aprender de los mejores” y ha pedido a los nuevos alumnos, que aprovechen su paso por la escuela y “os empapéis de todos los conocimientos de estos grandes maestros de la cocina”. Del mismo modo ha recordado que la capital tiene en su turismo un baluarte económico y, parte de este trabajo de promoción tiene que pasar por el impulso de ese turismo gastronómico gracias al cual está consiguiendo consolidarse.

Por último, ha dado las gracias a la Fundación Cruzcampo Jaén por apostar por esta ciudad y provincia y creer en los jóvenes talentos, futuros profesionales de la hostelería, “como nuestro querido Francisco Javier, de Bagá, que pasó por estas instalaciones jienenses”. Del mismo modo ha aplaudido la iniciativa emprendedora de muchos de los alumnos de esta escuela a la hora de montar su propio negocio y la apuesta de los empresarios de Jaén por contar con estos cocineros jóvenes, dejando en Jaén el valor añadido de su formación.

La Escuela de Hostelería Fundación Cruzcampo nació en Sevilla en el año 2000 y en 2002 abrió sus puertas en Jaén en la Casería de Las Palmeras. Durante sus 17 años de trayectoria han pasado por estas instalaciones más de 600 alumnos que, en un 90%, están desarrollando su carrera profesional en hostelería de Jaén y de toda España. Asimismo, esta escuela tiene un programa específico de formación con el que se busca la inserción laboral de personas con dificultades para la formación por cuestiones económicas. Así, en colaboración con entidades como Secretariado Gitano, fundaciones como La Caixa y Don Bosco se ha dado una oportunidad de integración en el mercado laboral a hombres y mujeres que de otra forma no habrían tenido esta oportunidad.