Las delegaciones territoriales de Salud y Familias y Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, han creado un grupo de trabajo para avanzar en la detección temprana del Trastorno Específico del Lenguaje (TEL), presentada hoy con motivo del Día Internacional de Concienciación del TEL que se celebra en esta jornada.

El grupo de trabajo estará formado por especialistas de salud vinculados a la atención a estos menores, así como profesionales de las delegaciones de Salud y Familias y Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación y asociación de padres y madres de menores con esta patología ATEL, que buscarán mejorar la detección temprana y el pronto diagnóstico para la mejora en su atención.

“Los Trastornos del Lenguaje y de la Comunicación, están siendo los problemas infantiles más frecuentes por los que las familias consultan y buscan asesoramiento a los profesionales de la Salud y de la Educación, de ahí que hoy, en su día internacional, pongamos en valor en gran trabajo que están realizando nuestros profesionales en la mejora de vida de estos menores, y la apuesta por mejorar la prestación que se ofrece a ellos y sus familias”, ha destacado Rus.

Este grupo de trabajo ha fijado un calendario de reuniones bimesuales, donde se trabajará de forma coordinada desde los tres ámbitos de actuación: Salud, Educación y Social. Por su parte, representantes de la Asociación de Familiares de Trastornos del Lenguaje, han agradecido la implicación y la respuesta inmediata de ambas delegaciones “destacando que la provincia de Jaén puede ser pionera en referencia a este grupo de trabajo en la comunidad andaluza”, ha indicado Rus.

El Trastorno Específico del Lenguaje (TEL) es un trastorno grave que afecta a la adquisición del lenguaje desde sus inicios, se prolonga durante la infancia y la adolescencia, pudiendo dejar en algunos casos secuelas significativas en la edad adulta. El trastorno puede afectar a uno, varios o todos los componentes del sistema lingüístico (fonología, morfosintaxis, semántica y/o pragmática), reconociéndose por tanto el carácter heterogéneo de los perfiles lingüísticos de los menores con TEL y la posible existencia de distintos subgrupos o categorías clínicas. Los síntomas aparecen en la edad temprana y deben ser diagnosticados antes de los 4-5 años.

En la provincia de Jaén, desde enero a septiembre de 2019 hay 154 menores atendidos con el diagnóstico TEL en los CAIT de Jaén y supone el 10,55%, del total de los menores atendidos. De ellos 36 menores nacidos en el año 2013, 50 menores del año 2014, 43 menores del año 2015, 24 menores del 2016 y tan sólo 1 menor de 2017 “lo que sugiere que a edades tempranas es difícil realizar un diagnóstico precoz de TEL, si bien es importante ser sensibles al desarrollo del lenguaje para poderlos acompañar desde la Atención Infantil Temprana, el desarrollo óptimo de los menores facilitando estrategias de intervención a las familias, y favoreciendo procesos de continuidad asistencial entre los diversos sectores sanitario, educativo y social implicados”, ha destacado Rus.

Desde el ámbito educativo, se creó el pasado curso escolar un dispositivo para el TEL dentro del Equipo de Orientación Educativa (EOE) Especializado, con una Orientadora que está asesorando a docentes y familias de menores con TEL, que se suma a la formación en el ámbito sanitario sobre este trastorno.