Jaén acoge a 250 profesionales durante los días 27 y 28 de septiembre en la celebración del XXV Congreso de la Sociedad Española de Epidemiología y Salud Pública Oral (SESPO), que tiene como lema “Suma de evidencias, resultados de calidad” y pretende hacer un esfuerzo para sintetizar y difundir las dimensiones de la calidad asistencial en la práctica odontológica.

La viceconsejera de Salud y Familias, Catalina García, ha asistido a este encuentro, junto a la delegada territorial, Trinidad Rus, y el presidente del congreso, Antonio Expósito. Durante la viceconsejera ha agradecido el esfuerzo del sector en ofrecer una prestación de calidad, y su compromiso con servicios públicos como el Programa de Salud Bucodental “que permite avanzar en una higiene dental adecuada en los menores o tratamientos especiales, con el empeño en lograr mejora la calidad de vida y hábitos saludables en nuestra población más sensible”, ha señalado.

En esta edición, los asistentes tratarán sobre la concienciación en la excelencia en odontología, en un momento en el que el aumento del número de dentistas junto con los cambios en el modelo del ejercicio profesional hace necesario establecer medidas de control con el fin de mantener la calidad asistencial odontológica. El congresista tendrá la oportunidad de conocer los criterios determinantes de la jurisprudencia en las actuaciones odontológicas, con el fin de implementar una práctica clínica minimizando riesgos y centrada en la seguridad del paciente. Junto a ello debatirán sobre búsqueda de la calidad, aunando la capacidad técnica y ética de los recursos humanos, la práctica basada en la evidencia que genere efectos deseados en las comunidades, las actuaciones profesionales que minimicen el riesgo o daño al paciente, rapidez en la solución de los problemas al menor costo, junto con el uso de las nuevas tecnologías.

La seguridad ante las prescripciones farmacológicas es otra de las aportaciones que SESPO Jaén va a ofrecer al profesional. La complejidad de la terapéutica farmacológica, la segmentación de la atención sanitaria y el elevado consumo de medicamentos por la población justifican la necesidad de actualizar y llevar a cabo estrategias de seguridad en este ámbito.

Por otro lado, la odontología preventiva y el diagnóstico precoz es una disciplina de una gran amplitud, con margen de mejora, y que se abordará como una oportunidad para los dentistas e higienistas dentales, puesto que el campo de la prevención puede ser la actividad clínica de mayor presencia en nuestras consultas alcanzando niveles óptimos de eficacia y efectividad.

“SESPO Jaén 2019 pretende aportar al congresista una visión de futuro libre de caries, con estrategias de promoción de salud y abordajes de mínima intervención. Además se intenta fortalecer la capacidad resolutiva precoz de maloclusiones y patología disfuncional desde atención primaria o gabinete dental”, ha destacado Antonio Expósito. Otras patologías bucodentales emergentes que empiezan a ser visibles en salud pública, como la periimplantitis o el cáncer orofaríngeo, tendrán su presencia en este congreso, para que los clínicos sean capaces de abordarlas de forma preventiva.

Nuevo decreto
El Consejo de Gobierno ha aprobado recientemente un decreto para regular el procedimiento y las condiciones de prestación de los servicios de asistencia dental a las personas de 6 a 15 años protegidas por el sistema sanitario público de Andalucía.

El procedimiento regulado en este decreto va a suponer una simplificación de los trámites administrativos para la ciudadanía y empresas. Además, implica una mejora respecto a las restricciones que actualmente se disponen en la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público, para la adhesión de los profesionales a la prestación del servicio, permitiendo a los titulares de las consultas o clínicas dentales interesadas, tanto personas físicas como personas jurídicas que tengan como objeto social la asistencia dental, presentar en cualquier momento la solicitud de adhesión sin necesidad de esperar a la convocatoria que se debe realizar previamente, como ocurre actualmente.

Así, la prestación de la asistencia pasará de articularse mediante un vínculo contractual a ofertarse a través de un sistema de adhesión que se adaptará a las circunstancias objetivas con mayor facilidad y rapidez. Además, se aumenta la seguridad jurídica y se reduce la dispersión normativa que hay en la actualidad, donde la materia es regulada por un decreto y tres órdenes.

“Se está trabajando en mejorarla con el desarrollo de sistemas de registros de actividad bucodental; en el análisis y mejora de los protocolos de derivación y tratamiento desde Atención Primaria para una mejor coordinación con la Atención Hospitalaria y en facilitar la accesibilidad a la atención en salud bucodental en zonas con necesidades de transformación social”, ha enfatizado la viceconsejera.

También se actúa en la mejora de la coordinación entre los centros sanitarios y otros sectores que intervienen en la salud bucodental y se estudia la posibilidad de incorporar el servicio de atención domiciliaria para los cuidados en salud bucodental de personas dependientes y con discapacidad que no puedan desplazarse a los centros de Atención Primaria para ser atendidos por un dentista.

Salud y Familias trabaja en diversas áreas de en materia de salud bucodental, entre ellos el Plan de Atención Bucodental Infantil. Durante el pasado año, han sido 28.111 menores los beneficiados en Jaén, con 155 profesionales de odontología implicados, y un índice de utilización del 43,7% es el más alto de la comunidad autónoma, que supone una inversión de 825.789 euros. Hasta el mes de agosto de este año, han sido 21.557 los menores beneficiados.

Junto a ello, Salud y Familias, en colaboración de la consejería de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, desarrollan programas como Creciendo en Salud para centros de Educación Infantil, Primeria y Especial, donde se desarrollan líneas sobre salud bucodental, en la que participaron 64 centros el pasado año. Además, promociona el programa de salud bucodental “Sonrisitas”, que tiene como objetivo fundamental conseguir que la población infantil de cero a tres años se adhiera a una correcta higiene bucal. El pasado curso escolar participaron 29 centros escolares, con 1.609 alumnos participantes.