Más de 200 maestros interinos, casi un centenar de ellos con una vacante para todo el curso, se han incorporado en la primera semana de clases a las plantillas docentes de los centros jiennenses. Se trata de un cupo extraordinario que cubre las necesidades que surgen en los colegios una vez comenzado el año académico, cuando se detectan dificultades o necesidades de última hora que no han podido solventarse con anterioridad. “Jubilaciones, propuestas de desdobles por matriculaciones extraordinarias o movimientos del alumnado entre centros una vez finalizado el período estival”, explica Antonio Sutil, delegado de Educación y Deporte en Jaén.

Los nuevos profesores amplían un cuerpo docente que ya había crecido, respecto al curso anterior, en 750 docentes en toda Andalucía. “Este año académico no solo contamos con el mayor presupuesto aprobado en Andalucía destinado a educación, con 203 millones de euros más que en el anterior ejercicio, sino que también hemos aumentado la partida destinada a recursos humanos”, indica Sutil.

Por otra parte, el delegado hace hincapié en la consolidación de la plantilla mediante una oferta de empleo público histórica, que ha estabilizado la situación laboral de 1350 maestros y maestras de Primaria tras el concurso-oposición que tuvo lugar entre junio y julio. “A ellos, en Andalucía, se le añaden 240 vacantes ofertadas en esta especialidad en la adjudicación de destinos de agosto, sumando un total de 115 profesores más en esta etapa de los que había durante anterior curso”, apunta Sutil. En concreto, en 2018 fueron 1425 las vacantes ofertadas en la adjudicación de destinos que se realiza antes de comenzar el período lectivo, todas ellas ocupadas por interinos puesto que no hubo concurso público, mientras que en el presente ejercicio han sido 1590, es decir, 115 más: “1350 en el concurso- oposición y 240 ofertadas en agosto a interinos”, aclara Sutil. “El objetivo es conseguir que la plantilla docente de los centros públicos reduzca la temporalidad, mejorando las condiciones laborales y fomentando la estabilidad del equipo humano. Recordemos que Bruselas indica que el porcentaje máximo de interinidad en la enseñanza debe ser del 8% de la plantilla”, concluye.