Agentes de la Policía Nacional adscritos al TEDAX-NRBQ intervinieron ante el hallazgo de una granada de mortero que pudiera ser explosiva. El artefacto se encontraba en la vía pública, provocando la activación del protocolo de actuación ante la presencia de artilugios explosivos que pudieran haber dañado a personas y bienes.

Los hechos ocurrieron sobre las 10:30 horas. La Sala Operativa del 091 recibió una llamada de un agente de la Policía Local de Jaén, informando que entre la confluencia de las calles Doctor Gómez Durán y Segovia, se encontraba un artefacto, que por sus características, podría tratarse de algún dispositivo de origen militar.

Desplazada una patrulla de Seguridad Ciudadana junto a varios agentes de la Brigada Provincial de Información, observaron un artefacto que pudiera ser una granada de mortero, si bien presentaba varias perforaciones en su cuerpo. Ante ésta situación, los agentes procedieron a adoptar las medidas de protección protocolarias acordonando la zona en un amplio perímetro de seguridad con el fin de impedir posibles daños a personas y bienes.

Agentes de la Unidad de los TEDAX-NRBQ desplazados desde su base de Granada, comprobaron el artefacto, verificando que se trataba de una granada de mortero de instrucción, la cual carecía de cualquier tipo de carga explosiva que pudiera detonar, por lo que la hacía totalmente inofensiva para su manipulación y traslado.