El Plan de Choque contra las Listas de Espera Quirúrgicas puesto en marcha por la Consejería de Salud y Familias ha permitido la reducción en Jaén de un 5,6% en aquellos pacientes que precisan una intervención, lo que supone 355 pacientes menos a la espera de ser atendidos.

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, avanzó en el Parlamento de Andalucía, que los datos presentados obedecen a una comparativa del mismo tramo de tiempo, 46 jornadas, desde el 25 de marzo al 31 de mayo del pasado año y este espacio de tiempo en 2019.

El análisis de los datos extraídos aportan otras conclusiones, como la actividad ordinaria desarrollada en los centros, que ha permitido que 126 pacientes más salgan de lista de espera, es decir, un incremento del 2,1% con respecto al mismo tramo el pasado año. Igualmente, en cuanto a actividad extraordinaria, han salido 470 pacientes más, pasando de 17 en el período de 2018, a 487 en el mismo período de 2019.

Respecto a continuidad asistencial (o vespertina) se han realizado 241 intervenciones, y en cuanto a conciertos, el consejero explicó que no se ha registrado ninguna intervención, obteniendo estos datos con recursos de los propios centros sanitarios.

En cuanto a pacientes diana, se han intervenido un total de 347 pacientes más, con un incremento de 48,1%. Estos pacientes son los que llevan más de un año esperando a una operación o los que han visto su plazo de garantías vencido.

Aguirre ha concluido con que “el objetivo principal del Plan de Choque es dar respuesta a los pacientes diana, es decir, pendientes y fuera de plazo, de un procedimiento sujeto a garantía de tiempo de respuesta, así como a pacientes pendientes de procedimientos no garantizados con demoras superiores a 365 días”. El Plan de Choque entró en vigor tras el afloramiento de 506.408 personas que no estaban contabilizadas en las listas oficiales del SAS.

El SAS abre una investigación reservada

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha decidido abrir una información reservada tras encontrar nuevas anomalías en la gestión de las listas de espera. El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha informado al Pleno del Parlamento durante una comparecencia a petición propia de que ha detectado más casos de pacientes “guardados en los cajones”, entre ellos 22.230 pacientes a los que el SAS tardó 300 días en inscribir en el registro de demandantes de una intervención quirúrgica una vez que el especialista le prescribió la operación. “La norma dice que el plazo para inscribirlos es de treinta días tras la presentación de la solicitud por parte del paciente, pero estos 22.230 pacientes multiplicaron por diez su espera”, ha declarado el titular de Salud y Familias.

El consejero ha detallado que estos enfermos, a los que el Servicio Andaluz de Salud ha operado durante los primeros meses de 2019, son de distintos procesos quirúrgicos. “Nuestra primera preocupación es que fueran atendidos. En 2019, y en Cataratas, la mayoría de estas personas ya no están en la lista de espera, gracias a la realización, por parte de nuestros profesionales, de una buena gestión de cola, que es un procedimiento por el cual se prioriza a los pacientes que más tiempo llevan esperando”, señaló Jesús Aguirre.

El afloramiento de esta bolsa de pacientes que durante el pasado año multiplicaron por diez el plazo de inclusión en las listas de espera ha sido posible, tal como ha detallado en el Parlamento el titular de Salud y Familias, gracias “a las instrucciones que les hemos dado a los inspectores médicos de la Consejería para que entren en el Servicio Andaluz de Salud (SAS) con la finalidad que miraran los procesos asistenciales, porque con el anterior gobierno, los inspectores médicos de la Consejería no entraban en los hospitales del SAS”. Así, Aguirre destacó que “hemos ordenado numerosas inspecciones para saber cómo se gestionaban realmente estas listas de espera, y estas indagaciones tienen una incidencia directa en el aumento de las listas de espera, por lo que no tendría sentido publicar los datos de listas de espera hasta que finalice esta actividad inspectora” y esté pendiente el expediente de información reservada.