La sede del Colegio de Enfermería de Jaén es declarada zona cardiosaludable. Las instalaciones de la institución colegial, en la calle Sefarad, 42 de Jaén, cuentan con un desfibrilador de última generación y los trabajadores del centro se han formado a través del Plan Nacional de Reanimación Cardiopulmonar, RCP. Así cuentan con certificado de Soporte Vital Básico y desfibrilación externa semiautomática, conocimientos que pueden salvar vidas, como manifiesta el presidente, José Francisco Lendínez Cobo.
El instructor del curso, Juan Ángel Hernández, ha formado a los empleados para que sepan identificar a una persona inconsciente, una obstrucción de la vía aérea y una parada cardiorespiratoria, además de alertar a los servicios de emergencias sanitarias y aplicar técnicas de reanimación cardiopulmonar básica. “La parte práctica se ha centrado en que sepan utilizar con rapidez y seguridad el desfibrilador externo”, ha expuesto Lendínez. “Toda la población debería saber usar este aparato y aplicar técnicas de reanimación, es una formación básica que salva vidas”, ha añadido.
Además, el curso ha tratado la cadena de supervivencia, técnicas ante una parada cardiorespiratoria y resucitación cardiopulmonar.