El alcalde de Jaén, Javier Márquez, ha recibido a Yong Ho, hijo del gran maestro de Taekwondo, Jeun Il-Hung en el Ayuntamiento y le ha hecho una entrega de una placa en reconocimiento a la trayectoria profesional de su padre tras recibir el Décimo DAN a título póstumo.

Jeun II-Hung, natural de Corea del Sur, llegó en los años 80 a Jaén y fundó aquí una escuela de taekwondo, siendo el pionero en la capital y uno de los maestros que instauró este arte marcial en Andalucía.

Le avalan 35 años de enseñanza en esta disciplina y ha sido miembro de una de las grandes escuelas de Corea Chong Do Kwan (escuela de la ola azul).

Llegó a formar a más de 40 cinturones negros y de sus alumnos salieron otros maestros que han dado continuidad a sus enseñanzas.

El Regidor ha asegurado que, como jiennenses, “debemos sentirnos muy orgullosos de haber disfrutado de su enseñanza en la capital” y ha valorado este 10º DAN que ha recibido a título póstumo pues sólo existen 4 ó 5 personas en el mundo que lo tienen, siendo el único de Europa en obtenerlo”.

Javier Márquez ha destacado que “los que lo conocimos en persona podemos asegurar que fue un hombre trabajador, muy humilde que no sólo formaba, sino que además también educaba en valores, en definitiva, una persona excepcional a la que hoy esta ciudad le ha querido ofrecer este merecido reconocimiento con una placa que avala su trayectoria a lo largo de todos estos años que vivió en Jaén”.

Por su parte, su hijo Yong Ho ha mostrado su agradecimiento al alcalde de la ciudad, Javier Márquez por esta “grata sorpresa”, y lo ha hecho extensivo al concejal de Deportes, José María Álvarez y al vicepresidente de la Federación Andaluza de Taekwondo, Oscar Uclé que también lo han acompañado en este recibimiento en el Ayuntamiento.

Por tanto Jong Ho ha valorado el que el Ayuntamiento le haya concedido esta placa en reconocimiento a la trayectoria de su padre y el que le hayan concedido el 10º DAN a título póstumo, un hito que considera “muy importante” pues es el primero que se ha concedido en Europa.

“Mi padre fue una persona sencilla, normal que vino a España desde Corea y en los 80 abrió su escuela de Taekwondo en Jaén. Toda su vida se dedicó a dar clase, a enseñar e intentar inculcar su filosofía y este arte marcial y gracias a esto parece que lo hizo bastante bien porque muy pocas personas en el mundo tienen este 10º DAN” ha concluido.

Por último, el vicepresidente de la Federación Andaluza de Taekwondo, Oscar Uclés, ha manifestado su satisfacción por este reconocimiento a una figura del taekwondo que ha sido el único que ha conseguido en España el 10º Dan.

“Estoy muy satisfecho por haber podido compartir la experiencia de conocer a un gran maestro tanto como alumno suyo, como fuera del gimnasio” ha resaltado.