El teniente de alcalde y concejal de Mantenimiento Urbano, Medio Ambiente y Área de Zonas Productivas, Juan José Jódar, ha informado sobre los trabajos de reparación de filtraciones que la empresa concesionaria Aqualia lleva a cabo en el barrio de Antonio Díaz.

En concreto, el se ha intervenido en la calle Asdrúbal, que desemboca en la calle Miguel Hernández, donde Aqualia ha trabajado para solventar un problema de salubridad pública que padecía un vecino de esta calle, derivado de la gran cantidad de solares de titularidad privada que nos encontramos en este barrio donde antes había casas y ahora ya no las hay y por tanto la estructura de la vivienda queda completamente al aire libre, sirviendo como foco de recogida de las aguas pluviales.

Ante estos hechos, Aqualia ha renovado 90 metros de un colector de saneamiento puesto que se vertía consecuencia del colapso y caída de viviendas y solares abandonados a otras viviendas y solares, hasta aparecer filtraciones en una vivienda de esta calle Adrúbal.

Las obras han consistido en encauzar el colector hasta llevarlo al último pozo de la calle Miguel Hernández, solventando así este problema de filtraciones.

El edil de Mantenimiento Urbano ha concretado que se ha solucionado este problema endémico en un barrio antiguo donde la despoblación ha originado que los vecinos convivan con solares vacíos que terminan convirtiéndose en foco de insalubridad. En este sentido ha especificado que los propios vecinos “debemos mirar por nuestro entorno y nuestro barrio para mantenerlo en perfectas condiciones”.