Más de 4.500 agricultores llegados desde toda la provincia de Jaén han participado hoy en la gran movilización convocada por la Asociación Provincial de Regantes del Olivar (APROJAÉN) y la Asociación de Regantes de Andalucía (AREDA) para exigir a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir la autorización inmediata para el riego de 15.000 hectáreas de olivar jiennense, en tanto se tramitan los riegos extraordinarios. La manifestación ha contado con un gran respaldo social y político, pues han estado presentes la mayoría de los alcaldes de los 22 pueblos afectados por esta situación, como Bedmar, Cazorla, Villacarrillo, Larva, Peal de Becerro, Quesada, Alcaudete, Huesa, Rus, Villacarrillo o Albanchez de Magina.

La marcha ha discurrido bajo el lema “Jaén rica en agua, Jaén discriminada por los riegos extraordinarios y su regulación: autorización para regar ya”. La manifestación ha partido a las 10:30 horas desde la Plaza de Toros en un ambiente festivo y muy reivindicativo y ha recorrido la Avenida de Granada y la Avenida de Madrid, donde se ha detenido en la sede provincial de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Allí, Marcelo Morales, presidente de APROJAEN-AREDA y Agustín Rodríguez, vicepresidente de APROJAEN-AREDA; han accedido a las instalaciones con un botijo para, de forma simbólica, pedir el agua que se les está negando para regar los olivares. Mientras, en la calle, cientos de regantes se dirigían a los responsables de la CHG al grito de “Queremos regar”. La marcha ha continuado sin incidentes hasta la Subdelegación del Gobierno en Jaén, donde se ha entregado un documento con sus reivindicaciones en una reunión con la subdelegada del Gobierno en Jaén, Catalina Madueño.

Marcelo Morales ha exigido a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir que permita regar estas 15.000 hectáreas de olivar de forma urgente, “pues no podemos esperar a junio o julio para regar como quiere la Confederación, y por eso nos echamos a la calle. Creo que es justo lo que estamos pidiendo, pues la falta de lluvias ha provocado que el riego se necesite justo ahora para no poner en grave peligro la próxima cosecha”.

Por su parte, Agustín Rodríguez ha pedido a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir que escuche a las más de 4.500 familias jiennenses que han salido a manifestarse. “No pedimos nada extraordinario, pues desde el año 2010 se vienen autorizando estos riegos por parte de la Comisión Permanente de la Comisión de Desembalses mientras se aprueban los riegos extraordinarios, no entendemos el cambio de criterio este año”, ha afirmado. De esta forma, ha criticado la irresponsabilidad de los dirigentes de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, pues “la Confederación le está echando un pulso a más de 5.000 regantes, que tienen sus derechos y representan el sustento económico de muchos pueblos de la provincia de Jaén”.

En este sentido, ha recordado que el problema viene de que hay 50.000 hectáreas de olivar en la provincia de Jaén, en las que están incluidas estas 15.000, en las que la regularización de los regadíos está paralizada desde hace décadas. “Jaén es rica en agua y no puede ser discriminada respecto a otras provincias. Si no se autorizan ya los riegos, podemos perder las cosechas”, ha aseverado. Los responsables de APROJAEN y AREDA recuerdan que comenzaron a solicitar este riego en el mes de diciembre y que, a fecha de hoy, siguen sin respuesta por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.