El concejal de Deportes, José María Álvarez, ha destacado la actuación “ejemplar” del equipo de socorrista al atender a una mujer que sufrió un desmayo como consecuencia de una bajada de azúcar mientras nadaba en la piscina cubierta de las Fuentezuelas.

José María Álvarez ha asegurado que no fue necesario utilizar un desfibrilador porque “la mujer que tuvo que ser atendida tenía pulso con lo cual es incompatible la utilización de dicho aparato”. Esta usuaria sufrio un desmayo como consecuencia de una crisis de ansiedad producida por una bajada de azúcar. Datos recopilados del parte médico de urgencias”.

El edil de Deportes ha destacado la rápida y ejemplar actuación del equipo de socorristas, que cuentan con una dilatada experiencia.

Por su parte, el socorrista que atendió a la mujer, integrante del grupo de fibromialgia, ha explicado que sacaron a la mujer del agua por un desvanecimiento y tras aplicarle los pasos protocolarios y no recuperar la conciencia llamaron al 061, a su familia y a agente de la Policía Local para que levantara acta.

Tras ser atendida por el equipo médico del 061, éste diagnosticó que la pérdida de conciencia se produjo como consecuencia de una grave crisis de ansiedad.  

La mujer, que recupero la conciencia, fue trasladada al hospital y se encuentra dada de alta. Tanto ella, como sus familiares, agradecieron al equipo de socorristas la actuación que realizaron al atender a la usuaria de la piscina.