El alcalde de la ciudad de Jaén, Javier Márquez, acompañado por la concejala de Asuntos Sociales e Igualdad, Reyes Chamorro, ha visitado la carpa que el Colegio Oficial de Farmacéuticos junto con la Asociación de Diabéticos de Jaén ha instalado junto a la sede de este colegio, en la calle Millán de Priego.

El alcalde ha hablado de la importancia de este día porque se trata de una enfermedad “silenciosa que gracias a medidas preventivas como las que se aplican hoy, con una simple prueba de azúcar, se puede poner remedio”.

Asimismo, ha hecho hincapié en la relevancia de mantener una vida saludable y unos hábitos en los que prime el ejercicio sobre el sedentarismo y ha indicado que hechos “tan rutinarios y simples” como acudir a una farmacia o al centro de salud para hacerse un análisis, puede ayudar a evitar muchos problemas posteriores.

La presidenta de la Asociación de Diabéticos de Jaén, Celia Quirós, ha explicado que esta actividad que se hace con motivo del Día Mundial de la Diabetes “ayuda a detectar muchos casos de personas que no saben que son diabéticas y en estos casos se detectan”.

La diabetes es una enfermedad que crece año tras año. Por eso, hábitos saludables son “primordiales para evitar su aparición” y ha informado que en los centros de salud, hay profesionales que imparten clases de educación en hábitos saludables.

Por último, Juan Pedro Rísquez, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos, ha indicado que la farmacia comunitaria es el establecimiento sanitario más cercano a los pacientes y “siempre vamos a ofrecer nuestra ayuda para detectar enfermedades y saberlos derivar al médico lo antes posible para una detección precoz de la diabetes o cualquier otra enfermedad”.

La prueba de azúcar sirve para ver si los niveles de glucosa son los adecuados y desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos animan a los jienenses a realizarse esta simple prueba que pueda salvar vidas.