Ayer, 28 de septiembre, tuvo lugar una visita guiada a Marroquíes Bajos por cortesía de la Asociación de Vecinos Expansión Norte Boulevard,  ideada por Roberto Granda (guía oficial de Jaén) , comentada por la arqueóloga  Estela Pérez Georgeos Díaz-Montexano (SAIS & Co-guionista asesor del documental “el Resurgir de la Atlántida”). La visita ha tratado diferentes temas sobre el yacimiento.

La promoción de la ciudad de Jaén, vinculándola con la leyenda de la Atlántida  ha generado un sentimiento de pertenencia e identidad hacia un patrimonio olvidado y sepultado desde su descubrimiento bajo nuevas edificaciones residenciales en la expansión norte de la ciudad de Jaén.

Una serie de solares cuyo abandono ha desencadenado el estudio del potencial económico que tendría la apertura en ellos de centros de recepción, interpretación y atención al habitante ocasional  publicado por investigadores de la Universidad de Jaén reconocidos a nivel internacional.

Cabría, incluso, la elaboración de discursos y recorridos múltiples, según las zonas y etapas de ocupación a visitar y documentadas desde el inicio de los trabajos, allá por el año noventa y cinco. O quizá aprovechar la oportunidad de “maridar” diversas tipologías turísticas, como la gastro-oleoturística con partes de la zona arqueológica, como un yacimiento de un centro de producción de aceite de época Flavia. Y es que algo que parece sorprender y mucho es la continuidad de ocupaciónde este espacio desde la prehistoria y las posibilidades que eso brinda.

En el vídeo de cabecera, un audiovisual de la Junta de Andalucía que explica las excavaciones de la Ciudad de la Justicia de Jaén, en el yacimiento arqueológico conocido como Marroquíes Bajos, con una recreación virtual de los restos arqueológicos y las distintas fases de este importante asentamiento.