El Sindicato SATSE de Jaén ha denunciado el grave déficit de profesionales que presenta la Sanidad Pública Jiennense, que cuenta con una media de un fisioterapeuta por cada 10.000 personas, muy alejada de la ratio recomendada O.M.S (1.200). Por eso, coincidiendo con la celebración, el 8 de septiembre, del Día Mundial de la Fisioterapia, han reclamado una mejora de la dotación de plantillas facilitando el acceso de la población a sus tratamientos.

Según los datos oficiales del portal de transparencia del Servicio Andaluz de Salud (SAS), la plantilla de Fisioterapeuta en Jaén durante el primer trimestre de 2018 es de 63 profesionales entre Hospitales y Centros de Atención Primaria. Esta plantilla se traduce en que Jaén cuenta con una ratio media de un Fisioterapeuta por cada 10.000 personas, peor que la media nacional, y muy alejada de la ratio recomendada por la Organización Mundial de la Salud, que es de un fisioterapeuta por cada 1.200 personas.

Como primer paso para revertir esta situación, SATSE reclama recuperar la plantilla destruida desde 2011 en el ámbito hospitalario por la imposición de las restrictivas tasas de reposición y, por otra parte, incrementar la dotación de fisioterapeutas en los 198 centros de Atención Primaria para contar en los Dispositivos de Apoyo de, al menos, un profesional para cada centro de salud, garantizando así un sistema de salud más cercano, equitativo y accesible.

Además, critica que el Servicio Andaluz de Salud continúa publicando ofertas de empleo con un número de plazas totalmente insuficiente, como las 17 previstas en la oferta de 2018.
Junto a los recursos humanos la apuesta por la Fisioterapia en Atención Primaria debe además reflejarse en un incremento de las infraestructuras y recursos para que puedan desarrollar su trabajo.

Ante esta realidad, los fisioterapeutas se ven obligados, lo quieran o no, a trabajar en el sector privado, donde las condiciones laborales distan mucho de ser las que les corresponderían por su labor, cualificación y competencias. Al respecto, los representantes sindicales recuerdan que se siguen produciendo caso de profesionales contratados en el sector privado como “falsos autónomos”, es decir, como si fuesen trabajadores por cuenta ajena cuando en realidad están vinculados a una empresa, lo que conlleva una significativa pérdida de derechos laborales.

En este ámbito preocupa también a SATSE-Jaén el continuado intrusismo profesional por parte de personas que no han cursado los correspondientes estudios universitarios, y que ofrecen unos servicios que incluso pueden acarrear perjudiciales consecuencias para la salud y bienestar del paciente. Por ello, se pide una mayor contundencia a la hora de perseguir y sancionar este tipo de conductas que constituyen un claro fraude a la población.

Ejercer sus competencias
Ante esta situación, los representantes sindicales de los Fisioterapeutas defienden la necesidad de cambiar a nivel organizativo y asistencial el actual modelo de atención sanitaria en la Sanidad Pública para que los fisioterapeutas puedan ejercer todas sus competencias, como aquellas relacionadas con la prevención, asesoramiento y educación. Algo que, en estos momentos, no les es posible.

En este sentido, SATSE Jaén recuerda que los fisioterapeutas no sólo se dedican a la prevención y el tratamiento de lesiones físicas o a la terapia de problemas respiratorios, cardiovasculares y neurológicos, sino que también informan y asesoran sobre las actividades y ejercicios más recomendables para cada persona dependiendo de su edad y condición física.

Especial relevancia tiene la labor del fisioterapeuta en la atención a las personas dependientes o crónicos, afirma el Sindicato, apuntando que la fisioterapia desarrolla técnicas y modelos de atención basados en promover el autocuidado del paciente.

Al respecto, concluyen subrayando que la atención a la cronicidad y dependencia es uno de los principales retos de futuro, dado el aumento progresivo de casos que se están produciendo, y, por ello, SATSE insiste en la importancia de contar con más Fisioterapeutas que puedan dar satisfactoria respuesta al mismo dentro del Sistema Sanitario Público de Andalucía.