Ocho meses después de que comenzara el I Premio Internacional de Relato Corto sobre Olivar, Aceite de Oliva y Oleoturismo, hoy ha vivido su momento álgido, la entrega de galardones a los 4 premiados de este concurso convocado por la Asociación Cultural Másquecuentos (MQC). Manuel Cobos, Vanesa Abelairas, José Manuel Ramírez y Víctor Fernández han recibido sus correspondientes galardones en un acto celebrado en el Hotel Xauen, que es uno de los colaboradores, junto a la almazara Picualia, la Fundación Unicaja, Gráficas La Paz, Software DelSol, Peraber Asesores, la Denominación de Origen Sierra Mágina, Elaia Zait y la editorial Líberman, de este concurso que patrocina la Diputación Provincial de Jaén.

El diputado de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Pedro Bruno, la presidenta de la Fundación Unicaja Jaén, Carmen Espín, el director del Hotel Xauen, Juan Manuel Camacho, y uno de los responsables de Elaia Zait, Juan Carrillo, han sido los encargados de entregar estos premios concedidos por MQC y los internautas con los más de 68.500 votos que emitieron desde el 20 de abril hasta el 20 de mayo. Los miles de seguidores del portal de Másquecuentos decidieron con sus votos que “Entreolivos”, una historia remitida por el cordobés de Lucena Manuel Cobos Ramírez, sea la vencedora de este concurso literario, el primero dedicado exclusivamente a esta temática en el mundo.

De las 195 historias, procedentes de 19 países y 4 continentes, que se habían presentado a este certamen cultural, este relato fue el más apoyado con diferencia, ya que cosechó 3.194 votos. El segundo cuento con más respaldo popular resultó ser el de la gijonesa Vanesa Abelairas Calvo, que acumuló 2.358 votos, mientras que en tercera posición quedó José Manuel Ramírez Robles, de Baeza (Jaén), quien sumó 1.422 votos en total.

Estos 3 autores se han repartido los galardones que concedía el público según lo establecido en las bases de este concurso, unos premios que están dotados con 900, 500 y 250 euros, respectivamente. A estos galardones se suma el que otorgaba MQC al relato considerado como el más idóneo para usarlo como posible guion de un cortometraje. Un jurado formado por el director y actor Carlos Aceituno y el realizador Paco Cuenca ha concedido este galardón a Víctor Fernández Correas, de Getafe, por su cuento “Del color del aceite”.

A los premios en metálico que se han entregado hoy a los cuatro galardonados de este I Premio Internacional de Relato Corto sobre Olivar, Aceite de Oliva y Oleoturismo se suma un viaje a Jaén para sumergirse en el oleoturismo de la provincia de Jaén, una experiencia que los ganadores han podido disfrutar hoy mismo, acompañados de sus parejas, en la almazara Picualia de Bailén, donde han participado en una degustación de aceites, han conocido el proceso de fabricación del aceite de oliva virgen extra y deleitado con un almuerzo en el que el oro líquido ha sido un ingrediente básico.

Además de estos premios, esta convocatoria del I Premio Internacional de Relato Corto sobre Olivar, Aceite de Oliva y Oleoturismo incluye también otras propuestas, como la publicación de un libro con los 25 mejores relatos presentados a este concurso y el rodaje de un corto con el relato seleccionado por MQC que aún está pendiente de financiación.

Galardonados

           Los Premios del Público han sido para:

1er. Premio. Manuel Cobos Ramírez, de Lucena, por “Entreolivos”. Este escritor, aficionado al cine y la lectura, principalmente a la literatura fantástica e histórica, comenzó a escribir de forma continuada a partir de 2016 y este galardón es el primero que ha conseguido en su carrera literaria. Su historia se sitúa a principios del siglo XIX, y trata de un jornalero que encuentra un bebé abandonado en el olivar próximo al cortijo donde trabaja y de sus vicisitudes sobre cómo actuar en consecuencia.

2º Premio. Vanesa Cobo Abeilairas, de Gijón, por “El Aceite de Oliva”. Historiadora del Arte, tiene entre sus aficiones viajar, el cine, la música, el deporte y estar con su familia y sus amigos. Entre esas actividades que “la apasionan” está también escribir pequeños relatos, como el que presentó al certamen de Másquecuentos, en el que muestra una realidad de los pueblos, donde la vida de las gentes no era fácil: con la emigración de las familias, los abuelos al cuidado de los nietos, manteniendo la casa y algunas propiedades, el retorno de los que se marcharon, la tristeza por la falta de un ser querido, la alegría del niño con su madre y el futuro que el abuelo poco a poco construyó para su nieto transmitiéndole el valor y el cariño, con el aceite de oliva como hilo conductor.

3er. Premio. José Manuel Ramírez Robles, de Granada, aunque afincado en Baeza desde hace tres décadas, por “El saco”. Amante declarado de los viajes y de la historia de los lugares que visita, literariamente se confiesa como un lector con experiencia, de gustos heterogéneos, que ahora se ha decidido a escribir. En “El saco” nos retrotrae al siglo IV a.c., al tiempo de los Íberos, cuando dos hermanos intentaban ser aceptados en una ciudad para conseguir estabilidad en sus vidas. Para ello contaban con algo desconocido, que marcaría el futuro de esa tierra. Todo gran viaje comienza con un primer paso y el olivo, por qué no, pudo iniciar así una expansión por el mundo.

           Premio del Jurado:

           Víctor Fernández Correas, de Getafe (Madrid), por “Del color del aceite”. Escritor y periodista que lleva más de quince años contando qué pasa en el sector de las Tecnologías de la Información en España y que, aunque nació en Saint-Denis, en los alrededores de París, dice sentirse extremeño por tres costados y conquense por el cuarto. Hasta la fecha ha publicado La conspiración de Yuste (2008), La tribu maldita (2012) y Se llamaba Manuel (2018), y ha participado en la antología Cervantes tiene quien le escriba (2016).

“Del color del aceite” es una historia protagonizada por la familia Galván, productora de uno de los mejores aceites del mundo. Un aceite reconocido, premiado y alabado tanto por consumidores como por la crítica. Uno de los hijos de dicha familia está empeñado en conseguir un aceite con un color único, distinto a todos. Sólo él sabe el porqué de tal empeño.

Balance

Este certamen ha supuesto un rotundo éxito de participación como de proyección internacional tanto por el número de relatos presentados como por los votos recibidos para elegir a los ganadores. En total han sido 195 los textos literarios recibidos, enviados por escritores de 19 países, de prácticamente todas las comunidades autónomas españolas –todas excepto Navarra– y 32 provincias de nuestro país, mientras que los votos contabilizados para elegir a los ganadores han superado los 68.500.

Autores de cuatro continentes y países como Perú, España, Argentina, Venezuela, Puerto Rico, México, Portugal, Estados Unidos, Ecuador, República Dominicana, China, Libia, Rusia, Colombia, Guatelamala, Cuba, Alemania, Chile y Eslovaquia han creado relatos expresamente dedicados al mundo del olivar, el aceite de oliva y el oleoturismo. En total, de los 195 relatos recibidos, 141 provenían de España y el resto del extranjero.

Los escritores españoles pertenecían a 32 provincias distintas (Sevilla, Barcelona, Jaén, Valencia, Murcia, León, Santa Cruz de Tenerife, La Rioja, Almería, Madrid, Vizcaya, Valladolid, A Coruña, Córdoba, Badajoz, Cádiz, Salamanca, Girona, Castellón, Islas Baleares, Pontevedra, Málaga, Zaragoza, Burgos, Granada, Ourense, Cuenca, Toledo, Cantabria, Ciudad Real, Asturias y Álava), mientras que los participantes jiennenses están radicados en 14 municipios: Alcalá la Real, Bailén, Jaén, Úbeda, Linares, Torreperogil, Torredonjimeno, Villacarrillo, Huelma, Pegalajar, Baeza, Martos, Torreblascopedro y Segura de la Sierra.

Este nuevo concurso se suma a los ya realizados con anterioridad por Másquecuentos, que durante sus algo más de 3 años de vida supera holgadamente los 16.000 seguidores en redes sociales (más de 5.000 en facebook y otros 11.000 en twitter). Además, ha editado una publicación en formato digital y también en papel, ha celebrado dos concursos vinculados a la temática de la impresión y el escaneado en 3D: uno literario y otro audiovisual, y se ha implicado en la difusión de propuestas creativas promovidas por creadores vinculados a MQC.