A finales de febrero de 2018 el Ayuntamiento de Jaén finalizaba el contrato de cesión de los terrenos que ocupa dicha cantera, precintando el acceso a los terrenos de Dominio Público catalogados como Monte Público Protegido “poniendo fin a una situación bastante anómala que duraba ya 39 años”.

Sin embargo, en el día de hoy se ha conocido que la cantera se ha reabierto, debido a que los explotadores han accedido a la misma, bordeando los precintos.

“No hay que olvidar que este espacio es Monte Público Protegido, consorciado con la Junta de Andalucía, denunciando que además del daño al monte, se ha destruido una Cañada Real, está afectado un Bien de Interés cultural y existe un gigantesco vertedero de escombros, posiblemente ilegal”, aseguran.

Desde Ecologistas en Acción consideran “que se están generando daños al patrimonio natural, al interés general y al patrimonio público que es imposible de recuperar, aunque se restauren la zonas, por eso pedimos tanto a Junta de Andalucía como al Ayuntamiento de Jaén el cierre inmediato y definitivo de la explotación de la cantera, la recuperación del espacio dañado y que se depuren responsabilidades y se sancione a los culpables de estos de acuerdo la legislación vigente”.