La teniente de alcalde y concejala de Servicios Técnicos Municipales e Imefe, Rosa Cárdenas, junto con Juan Carlos Castillo, profesor titular de Historia Medieval de la UJA, han presentado el Programa de la Escuela Taller para la recuperación y puesta en valor del sendero islámico del conjunto patrimonial del cerro de Santa Catalina con fines turísticos.

​El programa, dotado con una subvención de 231.329 euros, será disfrutado por 15 personas desempleadas menores de 25 años “con la intención de facilitar su inserción laboral”, ha informado Rosa Cárdenas. Dicha cuantía, pertenece a la concesión de subvenciones en régimen de concurrencia competitiva en materia de Formación Profesional para el Empleo para incentiva la realización de Escuelas Taller y Talleres de Empleo.

​El proyecto fue presentado por el Ayuntamiento de Jaén, a través del Imefe, con el objetivo de recuperar el sendero islámico o camino viejo de Santa Catalina, antigua senda medieval de acceso al conjunto monumental de dicha fortaleza que, actualmente, “se encuentra en un estado de conservación sumamente degradado y que hace difícil su tránsito”, ha detallado.

​Con él, ha indicado la concejala, se persigue “la conservación de caminos, protección y conservación del patrimonio histórico de la ciudad de Jaén, promoción y desarrollo de actividades culturales, de tiempo libre, turismo activo y naturaleza”, ha indicado.

​En todo ello, la Universidad de Jaén juega un papel “muy destacado, puesto que será el departamento de Historia Medieval, con su profesor Juan Carlos Castillo a la cabeza, el que se encargue de su seguimiento, además de haberse ocupado de la redacción del proyecto arqueológico”.

​La edil ha informado también de las actuaciones que se recogen en él y que son las siguientes:

• Limpieza y desbroce del terreno
• Limpieza de vertederos ilegales y su recuperación ambiental.
• Excavación manual del camino.
• Extensión y compactación de material granular.
• Realización de riegos en caso de que se considere necesario.
• Repoblación, siembra y plantación de especies autóctonas.
• Realización de desmontes, explanaciones, rebanqueos, terraplenes y remodelaciones para la restauración del área.
• Estabilización de taludes mediante materiales vivos e inertes.
• Construcción de muros y muretes de contención, aterrazados y diques de consolidación de mampostería, madera y material vegetal.
• Construcción de drenajes en zonas susceptibles de inundabilidad.
• Reconstrucción de desperfectos en otros elementos de interés incluidos en la zona de actuación.
• Construcción de infraestructuras en el sendero (zonas de descanso, fuentes, señalización)
• Talas, podas y destoconados.

​El profesor Juan Carlos Castillo ha señalado que se trata de un proyecto que se inició en 1990 con el objetivo de restaurar parte de la muralla medieval de Jaén, “la que desciende del castillo hasta el núcleo urbano”.

​Ha destacado que encierra una importante riqueza patrimonial, dada la presencia de un camino que comunicaba la ciudad con los alcázares de la zona superior y que venía perfectamente dibujado en distintos cartografías históricas 1811 y 1812, “planos que levantaron los ingenieros militares franceses para crear una plaza fuerte y controlar todo lo que era el Alto Guadalquivir”.

​Una vez se fueron las tropas de Napoleón, los ingenieros militares españoles trazaron un nuevo plano para ver qué se podía aprovechar de esa cartografía y “es donde aparece perfectamente dibujado el camino que queremos recuperar”.

​Juan Carlos Castillo ha asegurado que toda esta zona se encuentra sobre un antiguo ópidum ibérico, registrado ya en diversos trabajos de protección realizados por el Instituto de Arqueología Ibérico, y es “donde está la historia más antigua de la ciudad, aparte de Marroquíes Bajos”.

​Un proyecto “muy interesante” y por eso ha agradecido al Ayuntamiento que lo abandere para recuperar un espacio histórico natural del que Jaén está “muy necesitado”

​Los alumnos, cuyas especiales formativas responden a los certificados de profesionalidad relacionados con actividades en viveros y centros de jardinería, instalación y mantenimiento de jardines y zonas verdes y jardinería y restauración del paisaje, “van a recibir una formación muy privilegiada porque, además de aprender las técnicas botánicas, conocerán la historia y aprenderán a amar su patrimonio, adquiriendo al mismo tiempo conocimientos de albañilería que complementarán su formación en jardinería”, ha concluido el profesor de la Universidad de Jaén.