El Ayuntamiento de Jaén, a través de la concejalía de Seguridad Ciudadana, Tráfico y Transportes ha informado de que agentes motorizados de la Policía Local de Jaén, neutralizaron la fuga de un individuo por calles céntricas de la capital tras, presuntamente, haber hurtado varias cazadoras en una conocida franquicia del centro, donde el individuo tomó las prendas de vestir, se las colocó una encima de la otra en los probadores y tras inutilizar alguno de los sistemas de seguridad insertos en la ropa, salió a la carrera del establecimiento sin abonar los artículos.

La intervención tuvo lugar este lunes 19 de febrero, sobre las 12.50 horas, cuando una patrulla motorizada de la Policía Local que, en esos momentos pasaba por la calle Madre Soledad Torres Acosta, observó la carrera del individuo al tiempo que eran requeridos y recibían información sobre la acción por parte de los responsables del establecimiento comercial.

De inmediato, los agentes iniciaron la persecución del individuo hasta lograr darle alcance y comprobar que, debajo de su propia prenda de abrigo, llevaba puestas dos cazadoras nuevas, una de ellas con las etiquetas y sistema de alarma del mismo establecimiento aún colocadas, mientras que la otra prenda carecía de ellas, aunque los agentes en el registro llevado a cabo las encontraron guardadas en uno de los bolsillos del pantalón.

Una vez retenido el hombre se comprobó que iba indocumentado, por lo que se procedió a trasladarlo hasta dependencias policiales donde procedieron a su plena identificación como A.G.A. de 36 años de edad, al cual le constaban 13 antecedentes policiales por estos mismos hechos y pesaba sobre él un control específico de averiguación de paradero y domicilio dictado por un Juzgado de Jaén.

Responsables del establecimiento presentaron la correspondiente denuncia y se les entregaron los artículos recuperados, a la vez que la policía abrió diligencias a dicho individuo para cumplimentar el control específico y ser puesto a disposición judicial como presunto autor de una falta penal por hurto, toda vez que el importe de las prendas sustraídas no alcanzó el valor para ser considerada la acción como delito.