El alcalde de la ciudad, Javier Márquez, ha lamentado que la Junta de Andalucía y el PSOE hayan filtrado a los medios de comunicación un informe que desconoce el Ayuntamiento y que viene a frenar la remodelación de la Plaza del Pósito nada más ser anunciada públicamente.

Un informe “preceptivo y vinculante que aunque no ha llegado aún y que solo conocemos por los medios de comunicación, sí llegó otro documento favorable aprobando la remodelación de la Plaza Deán Mazas, cuya plaza sí se licitará finalmente y se remodelará”..

Así, ha subrayado que esto lo único que demuestra “es que ya estamos en campaña electoral” y que ha sido una decisión “meramente política”, lo que recalca “el mero caciquismo con el que el PSOE siempre actúa”.

Por tanto, el primer edil ha dicho que esta plaza “continuará como está” puesto que considera que “no vamos a perder el tiempo en peleas absurdas y cruces de papeles que solo pretenden que no se lleve a cabo esta intervención” y así esta inversión de unos 202.000 euros “irá destinada a otras necesidades de la ciudad. Son muchos los barrios de Jaén que necesitan actuaciones, y si la Junta de Andalucía pone pegas para que el Ayuntamiento actúe en la Plaza del Pósito, ese dinero se invertirá en otro barrio de Jaén”.

El primer edil ha indicado que la fisonomía actual de la plaza del Pósito “es de la época de Franco” puesto que se hizo en función del tránsito de vehículos continuo que circulaban en aquel tiempo por este espacio y ha puesto de manifiesto que antes de esta remodelación en los años 70, la plaza estaba a la misma altura de la calle Pescadería “que es lo que se plantea ahora desde Urbanismo, con un proyecto de un equipo de arquitectos que cuentan con gran prestigio profesional, y que además han trabajado en todo momento en este proyecto, siendo muy respetuosos con el patrimonio, y por supuesto sin cargarse absolutamente nada”.

Márquez ha expuesto que la remodelación de la Plaza del Pósito consiste en “volver a los orígenes de una plaza que estuvo así hasta la II República, un espacio mucho más amplio que después se remodeló en la época de Franco subiendo la cota y quedando como se encuentra en la actualidad”.

Por tanto, ha ironizado sobre los posibles estudios arqueológicos en esta plaza, afirmando que no cree que exista “ningún vestigio íbero de los años 70”.

Javier Márquez ha recalcado que la actuación de la Junta de Andalucía con respecto a esta remodelación de toda esta zona “sólo deja ver contradicciones, puesto que da el visto bueno para actuar en la plaza Deán Mazas y, sin embargo, se manifiesta en contra para El Pósito en cuestiones idénticas como, por ejemplo, la solería que es la misma en ambos espacios”.

Por tanto ha subrayado que la Plaza Deán Mazas continuará con los plazos previstos y saldrá a licitación pública para su remodelación puesto que considera que se trata de un espacio público que, al igual que la Plaza del Pósito, se encuentra “privatizado” por el uso de los hosteleros, algo que según ha enfatizado “es muy guay para la izquierda”.

Ambas plazas en la actualidad se encuentran “sin espacio para el peatón, y de lo que se trata es de recuperar este espacio y de que haya un equilibrio y que se compatibilice el uso tanto para la hostelería, como para aquellas personas que deseen pasear y transitar por esta zona”.

El alcalde ha lamentado las críticas “absurdas” producidas en torno a esta remodelación puesto que, por ejemplo, en Navidad “la gente se queja de que hay muchas mesas y no hay espacio para el peatón y lo que ahora se pretende es darle un mayor protagonismo y ganar espacio para los ciudadanos que pasen por allí”. Además, ha añadido que debe existir cierta accesibilidad y desde el Ayuntamiento debemos tomar medidas para evitar posibles incidentes y así garantizar la seguridad en todo momento, estableciendo lugares públicos que estén protegidos y en los que sea posible el acceso de vehículos de emergencias en caso de necesidad”.

Asimismo el alcalde ha recalcado que por motivos de plazos de ejecución y ante la actuación “meramente política” de la Junta de Andalucía de paralizar la obra de remodelación de la Plaza del Pósito, ésta “no se llevará a cabo si el informe que llegue al Ayuntamiento es desfavorable” y simplemente ha incidido en la necesidad de que este dinero previsto para su remodelación “no se pierda por cuestiones de plazos”, por lo que ha asegurado que se destinará “a otras necesidades de otras zonas de la ciudad”.

El primer edil ha apuntado que lo único que se pretende hacer con esta actuación y con el resto de modelo de ciudad es que Jaén “gane en integridad, en capitalidad y en espacios para el peatón y sin embargo, lo único que hacen los concejales de la oposición, a los que los ciudadanos pagamos su sueldo a través de impuestos, es torpedear proyectos, en lugar de trabajar para hacer propuestas en beneficio de los ciudadanos”.

Márquez ha lamentado que sea “tan complicado sacar proyectos adelante en Jaén por la mentalidad de mucha gente”, si bien ha asegurado la facilidad con la que se hacen críticas “desde el sofá, con un móvil y sin que exista un buen conocimiento acerca de lo que se critica”.

Así ha achacado toda esta campaña contra esta remodelación a un mero inicio de la campaña electoral cuando desde el Ayuntamiento y como alcalde “hemos tomado la decisión de peatonalizar la ciudad para situarnos a la altura de otras capitales hermanas como Granada, Córdoba o Sevilla pues siempre nos lamentamos de que Jaén sea un pueblo grande”.

EL ARQUITECTO EXPLICA EL PROYECTO PARA QUE LA PLAZA DEL PÓSITO SEA “MÁS AMPLIA Y FUNCIONAL”

El alcalde ha estado acompañado en esta comparecencia informativa por el arquitecto del proyecto global de remodelación, Manuel López Cordón, quien ha explicado pormenorizadamente la idea de esta actuación municipal que se gestó con un equipo de profesionales municipales “al contar con financiación y pensando en la incomodidad existente para el peatón en toda esa área de la plaza Deán Mazas, calle Pescadería, Cronista Cazabán y Plaza del Pósito”.

Así ha apuntado que el proyecto de esta plaza del Pósito “baja la cota inclinada casi a nivel de la calle Pescadería como originariamente estaba, de modo que la transición a esta plaza se suavice”.

El arquitecto de este proyecto ha apuntado que “hacemos esto porque es la misma solución que se planteó en Deán Mazas, ya que en esta plaza hay seis árboles plantados desde hace un año y los profesionales nos dijeron que sin problema se trasplantaban”. El trazado viene a ser el mismo también que en la Plaza Deán Mazas, junto con el granito de la solería que hace que se unifique toda esta zona”.

“Hemos pensado tanto en el peatón, en el que desea pasear, en los hosteleros, se ha pensado en todos porque las plazas no dejan de ser espacios públicos para todos” ha asegurado.

Así ha incidido en la idea de que la remodelación de la Plaza del Pósito “soluciona los problemas existentes ahora mismo pues no sólo consiste en bajar la cota, sino en darla una solución más funcional a esta plaza”.

Además ha añadido que todo el proyecto ha sido aprobado por el visto bueno de dos expertos arqueólogos e historiadores municipales que han hecho un proyecto de intervención arqueológica que ha sido enviado a la Junta de Andalucía

Asimismo también ha añadido que el sistema de rampas “está acordado conforme al reglamento de accesibilidad de la Junta de Andalucía”.

Por tanto ha especificado que las críticas surgidas en torno a esta remodelación “creo que son por falta de conocimiento”.

Así ha concluido que todo el proyecto se ha realizado en torno a unas líneas de sostenibilidad por lo que “no entiendo las críticas surgidas”.