El equipo se desplazó hasta el municipio gaditano de Zahara de la Sierra en la sesión de pruebas. Después de la profunda revisión llevada a cabo en el Peugeot 206, realizada por Talleres Paco Albarce de Motril tras la avería sufrida  la temporada pasada y que les impidió competir durante todo el año 2017.

El motor anterior de 1.6 centímetros cúbicos, ha sido sustituido por un bloque de dos litros que rinde 200 caballos de potencia, mucho más elástico y aprovechable, según piloto y copiloto. Las pruebas fueron supervisadas por Paco Albarce, preparador del coche, que también ha introducido mejoras y cambios en la carrocería y suspensiones.

El nuevo motor ha incrementado 30-40 caballos en relación con el propulsor anterior obteniendo un importante incremento de potencia, sin que afecte a la fiabilidad mecánica disponiendo de un par mayor y régimen de vueltas utilizable.

Iván Urea mostraba su satisfacción absoluta con el nuevo coche y el rendimiento del motor que obliga a cambiar el modo de pilotaje y una mayor atención en las notas y el trabajo de Urea. “No podemos estar más contentos con el comportamiento del Peugeot. El trabajo de Paco Albarce ha sido magnifico y mi piloto, Francisco Molino, se encuentra muy cómodo y sorprendido por el comportamiento y potencia del coche”.

El debut en el andaluz de asfalto será el próximo mes de Marzo, en la prueba del IV Rallye Valle de Almanzora. El equipo Molauto Sport aspira a la general del campeonato andaluz donde Iván Urea tendrá un papel destacado acompañando a Francisco Molino y su remodelado Peugeot 206.