El delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Juan Eugenio Ortega,  ha participado junto a unos 250 escolares del Colegio La Purísima de la capital en una jornada de educación ambiental en en los alrededores de de la Muralla del Castillo Santa Catalina.

“El objetivo es transmitirles la importancia de los árboles, su utilidad, el cuidado que debemos tener con ellos,  los riesgos que conlleva un mal comportamiento en el campo y el peligro que representa el fuego para el monte”, ha indicado Ortega.

Acompañados por agentes de Medio Ambiente y técnicos de Educación Ambiental de la Delegación Territorial, los participantes han llevado acabo plantación de árboles (algarrobos, majuelos, retama, romero y cornicabra); riego de las plantas ya reforestadas en otras ocasiones; y limpieza de los alrededores.

El delegado ha puesto en valor las acciones que la Junta desarrolla a lo largo de todo el año y en colaboración con centros escolares, entre otros colectivos, para transmitir actitudes de respeto, cuidado y disfrute de nuestro entorno y “en especial de nuestros árboles y bosques desde la información, la formación y el conocimiento”. “Resulta fundamental desde edades tempranas adquirir actitudes de respeto hacia al medio natural y de prevención, concienciación  y sensibilización ante el daño que ocasiona para el ser humano, flora y fauna un incendio”, ha añadido Ortega, quien también ha agradecido la colaboración de la Diputación Provincial de Jaén por proporcionar 150 palas para las plantaciones.