La capital jienense acogió este fin de semana la celebración del Ágora Juvenil, un foro asociativo organizado por el Consejo de la Juventud de Andalucía (CJA), plataforma que aglutina a asociaciones juveniles de ámbito regional y a los consejos provinciales de jóvenes.  El Ágora Juvenil, en cuyo acto de apertura ha participado el director del Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ), Francisco Pizarro, es una de las actividades más relevantes del CJA, no sólo por su tradición, sino por el número de jóvenes y organizaciones que participan y los temas que en general se tratan en el transcurso de este encuentro juvenil.

En concreto, en su XXXI edición, bajo el lema ‘Europa Joven: Diversidad y Participación Juvenil’, se han programado diferentes actividades, para acercar a los participantes la realidad europea y llevar a cabo debates sobre cuestiones como la crisis migratoria, xenofobia o problemas de igualdad entre hombres y mujeres que se plantean en algunos estados miembros. Asimismo, se pretende conocer cuáles son las ideas que la juventud andaluza tiene sobre el futuro de la Unión y dar las herramientas necesarias a las entidades para que puedan aprovechar las oportunidades que la administración europea, junto al resto de administraciones, les brinda para mejorar sus actividades

En ese sentido, el responsable del IAJ ha querido realizar un llamamiento a los jóvenes participantes instándoles a defender el proceso de construcción europea frente a los radicalismos que amenazan el futuro de la UE. También les ha invitado a conocer y participar en Erasmus+, programa de la Unión Europea que tiene como finalidad fomentar el sentido de ciudadanía europea y la implicación juvenil en el futuro de la Unión, así como promover la movilidad, el aprendizaje no formal, el diálogo intercultural, la empleabilidad y la inclusión del colectivo joven.

Según señaló Pizarro, la implantación de Erasmus+ en Andalucía es destacable. En 2016, un total de 3.490 jóvenes participaron en las iniciativas promovidas en Andalucía dentro del programa europeo ‘Erasmus+: Juventud en acción’, lo que supuso un 68% más que en 2015. El programa permitió realizar 107 proyectos, principalmente de voluntariado, intercambios, fomento de la ciudadanía y encuentros internacionales. La inversión comunitaria fue de 2,24 millones de euros, un 35,9% más que en la convocatoria anterior, ha explicado Pizarro.

Sobre los destinatarios de este programa, el responsable del IAJ informó que pueden participar estudiantes, profesores, formadores, personas que realicen prácticas profesionales o participen en programas de educación de adultos, voluntarios, jóvenes -entre 13 y 30 años, según acciones-, y trabajadores en el ámbito de la educación, la formación y la juventud.

Las ayudas se conceden, prioritariamente, a los proyectos que promueven la inclusión social de los jóvenes y su bienestar; estilos de vida saludables; aumentan la conciencia de ciudadanía europea; desarrollan competencias básicas y transversales como el emprendimiento o  el manejo de nuevas tecnologías.