La Consejería de Igualdad y Políticas Sociales ha reforzado la atención a las personas dependientes con la puesta en marcha de talleres y actividades dirigidos a la promoción de la autonomía personal. En la provincia de Jaén se benefician, desde el último trimestre de 2016, un total de 155 personas mayores dependientes que están reconocidas con el grado I. “El envejecimiento activo junto con el desarrollo de la Ley de la Dependencia es una línea de trabajo fundamental del Gobierno andaluz para consolidar esta etapa de la vida como un ciclo de crecimiento persona”, ha destacado la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Teresa Vega.

En este sentido, la responsable provincial ha remarcado, durante la celebración del Consejo Provincial de Personas Mayores, que el desarrollo de talleres y actividades dirigidas a personas que tienen reconocido el grado I de dependencia se lleva a cabo en estos momentos en los 17 Centros de Participación Activa de la provincia de Jaén. “El objetivo de la Junta de Andalucía se centra ahora en llevar esta iniciativa a todos los pueblos de la provincia de Jaén y, por ello, ya trabajamos con los ayuntamientos y con la Diputación Provincial en la redacción de convenios de colaboración“, ha indicado.

Asimismo, la delegada de Políticas Sociales ha detallado que para la ejecución de este proyecto el Gobierno andaluz va a destinar cerca de 200.000 euros en la provincia jiennense para el próximo curso. “Hablamos de un total de 9.500 horas de formación que estarán centradas en áreas como la habilitación y terapia ocupacional, la estimulación cognitiva, o la promoción, el mantenimiento y la recuperación de la autonomía funcional”, ha apuntado.

Además de la oferta formativa, el Consejo Provincial ha abordado la convocatoria de ayudas para personas mayores en 2017 que se resolverán entre los meses de junio y septiembre, y en la que se encuadran las subvenciones individuales y las ayudas a instituciones, las ayudas destinadas para la línea de Apoyo a la Red de Solidaridad y Garantía Alimentaria, e incentivos para el programa de alojamiento universitario con personas mayores. “Esta última iniciativa, que atiende las necesidades de alojamiento de universitarios con rentas bajas en domicilios de personas mayores, ha incrementado su cuantía un 80 por ciento con respecto a la primera convocatoria, el pasado año”, ha resaltado Teresa Vega.

En esta línea, la responsable provincial ha recordado que con el programa de alojamiento universitario se cumple con el doble objetivo de fomentar programas de acompañamiento a las personas mayores a la misma vez que se atienden las necesidades de vivienda de estudiantes universitarios con rentas bajas.

Por último, la delegada territorial de Políticas Sociales ha destacado el compromiso e interés de la Junta de Andalucía para desarrollar una atención integral a un grupo de población, el que forman nuestros mayores, que desarrolla un papel importante en la sociedad con sus aportaciones, su sabiduría y experiencia. “Los objetivos fundamentales de la Junta de Andalucía en lo que a la atención se refiere son la promoción del bienestar, la autonomía y la plena participación de las personas mayores”, ha apuntado.