En un debate de presupuestos en el que no han sido capaces de explicar su proyecto para Jaén, más allá de continuar la espiral de abandono y dejadez, el Equipo de Gobierno del PP, con su mayoría conseguida a base “de puestos”, ha rechazado que los presupuestos sean una herramienta para mejorar la vida de la gente y el estado de Jaén. Han preferido aprobar un presupuesto cuyo objetivo es seguir regalándole el Ayuntamiento y el dinero de los jiennenses a los bancos y a las multinacionales mientras vuelven la cara a la ciudad. Manuel Montejo ha declarado que “esperaba más de quien dice ser el máximo representante de los jiennenses pero ha votado por seguir los dictados de los que de verdad mandan en el Ayuntamiento, los beneficiarios de este presupuesto y que se sientan en consejos de administración lejos de Jaén”.

En el debate del Presupuesto 2017, el PP ha presentado un proyecto cuyo objetivo es que Jaén mantenga la senda en la que está en la actualidad: la del deterioro de la ciudad, el abandono y la dejadez. El Alcalde, que se rige por la lógica del “aquí no pasa nada”, ha apostado por su propia consigna política: no hacer nada y no responder ninguno de los problemas, ni de las peticiones, ni de las necesidades que los vecinos de esta ciudad tienen.

Para JeC, este presupuesto refleja la parálisis y la falta de ideas del Equipo de Gobierno, al cual la situación económica le sirve para justificar lo injustificable: no se hace nada por mejorar la ciudad. Nos encontramos ante unas cuentas que son un ejemplo más del bucle infinito de la deuda en el que prima la privatización frente a los compromisos públicos, es decir, unos pocos ganan mucho, la mayoría lo pierde todo y los barrios y su gente se van quedando en el olvido. Un modelo ideal para seguir utilizando la excusa de la deuda, y su eterna pelea con el PSOE para ver quien chilla más, con el objetivo de repartir el beneficio entre unos pocos y dejar que nuestros recursos, nuestro dinero, acabe lejos de Jaén.

Nada ha dicho el PP de la falta de financiación por parte de las administraciones, de la deuda con Jaén que obliga a que los impuestos que pagan los ciudadanos de Jaén suban un 8%, mientras se disminuye un 22% la participación de las administraciones, Junta de Andalucía y Gobierno Central. Para Montejo, “que los ciudadanos con sus impuestos aporten 53 millones al Ayuntamiento, un 31% del total de ingresos, mientras que las Administraciones solo contribuyen con 30 millones, un 17% de los ingresos, demuestra el grado de entreguismo del PP y del PSOE, que no son capaces de ser los portavoces leales de la ciudad, sino unos simples mandados de sus partidos.”

Ante unos Presupuestos Generales del Estado que hurtan 17 millones a Jaén capital, el PP no dice ni mu. Ante una financiación escasa, que se lleva de Jaén 250 millones que nunca vuelven, el PP y el PSOE no abren la boca. “”Solo saben entrar en la discusión del y tú más ante una deuda que no se va a pagar y que sirve de excusa para recortar gasto e inversiones en Jaén.”

Por todo ello, Jaén en Común ha realizado una propuesta sencilla que provoca un cambio de rumbo en la política y la actividad del Ayuntamiento, poniéndolo al servicio de Jaén, para cumplir la obligación del Ayuntamiento de atender las necesidades de sus vecinos y vecinas. Y eso poniendo en el centro del presupuesto la creación de empleo, el desarrollo de nuestras empresas y autónomos y luchar contra la desigualdad.

Para financiar los 1000 empleos, la ayuda a la pequeña empresa y una partida que asegure que nadie sufra un corte de luz y agua, proponemos una serie de medidas que dan un giro a la situación, destinando los recursos a quien lo necesita. Por ejemplo, la remunicipalización de las basuras, limpieza viaria y jardines, ahorrándose al Ayuntamiento más de 12 millones de euros, recuperar la recaudación de la tasa del agua y la basura, en lugar de que lo siga haciendo AQUALIA, ahorrándonos más de 4 millones de euros, y cobrando lo que corresponde a la tasa de empresas suministradoras de suministros generales (luz, gas, telecomunicaciones), lo que aumentaría la recaudación casi 2 millones más.

Montejo ha explicado que “con eso, seríamos capaces de crear 1000 puestos de trabajo directos, durante este ejercicio , para realizar labores de mejora integral de la ciudad y atender las necesidades más urgentes de los barrios: parques y jardines, pavimentación de las vías públicas, mobiliario urbano, Protección del Patrimonio Histórico, conservación y rehabilitación de la edificación, etc. Desarrollo local con pequeñas empresas locales y autónomos para la adjudicación de contratos de obras y servicios del Ayuntamiento y una atención inmediata a personas en situación o riesgo de exclusión social para garantizar un Mínimo vital”.
.
Se trata de una propuesta de mínimos y orientada al bien común, al bienestar de la gente de Jaén, que es quien debe recibir la atención de este Ayuntamiento, en lugar de las multinacionales. Por tanto la votación ha provocado una apuesta de todos los concejales: si se está con la gente o con esa minoría que se lleva los beneficios de esta ciudad sin dar nada a cambio; con los vecinos y vecinas de Jaén o con los que se han apropiado del Ayuntamiento. Y con su voto, el PP y los no adscritos han demostrado que apuestan por mantener la ciudad como está. Por mantener la desigualdad y el abandono de barrios enteros, mientras unos pocos se siguen repartiendo el pastel.

Fuente: Nota de Prensa de “Jaén en Común”