El concejal de Mantenimiento Urbano y Cementerios, Javier Padorno, ha informado del trabajo realizado en el primer año de gobierno al frente de esta área en el Ayuntamiento de Jaén y en el que ha encontrado, ha dicho, “más dificultades que facilidades” por la situación de “desamparo” en la que se hallaba esta Concejalía que sin embargo “presta uno de los servicios más demandados por los vecinos y vecinas de Jaén”. No obstante, señala, “nos hemos puesto a trabajar para darle solución a todos los problemas”. Javier Padorno ha hecho referencia a que a su llegada a la Concejalía “nos encontramos con una absoluta falta de materiales para trabajar, la ausencia de herramientas para que los operarios puedan hacer su faena o a la deficiencia de las instalaciones con salas sin ventilación ni extracción de humos, a excepción de los vestuarios que sí se habían arreglado” y que se han encontrado al llegar a esta Concejalía. El responsable de Mantenimiento Urbano también ha denunciado la falta de personal con la que se ha encontrado ya que hay 62 trabajadores, de los cuales 3 son capataces y 7 conductores. Es decir, “nos encontramos con 50 trabajadores que, repartidos entre los diferentes oficios, difícilmente cubren las necesidades de reparación que hay en la ciudad, sobre todo, de albañilería cuyo personal es insuficiente para la cantidad de actuaciones que surgen cada día y hay que hacer en esta materia”. El parque móvil también es “muy antiguo, con vehículos de los años 90 y es necesaria su renovación”, ha apuntado.

Padorno ha indicado que, a su llegada al frente de esta área, había muchas pequeñas facturas con múltiples empresas para realizar las diferentes acciones, “cuando lo correcto sería conseguir los materiales y dárselo al personal que tenemos contratado, sin tener que contratar la ejecución de obras de forma externa con el gasto que ello conlleva”. Para Javier Padorno esta “no es la forma recurrente de llevar un servicio público como éste” y ha puntado lo primero es preparar un contrato de suministro de materiales. Para ello, desde su concejalía se ha elaborado un contrato con un importe de 750.000 euros que ya está en fase de adjudicación y con el que se suministrará material para que los trabajadores puedan desempeñar su trabajo en todos los oficios con los que cuenta esta concejalía. Mientras se aprueba, ha informado que se ha hecho un contrato para la compra de herramientas y, “así, los operarios puedan trabajar y hacer unos pequeños contratos de suministros de materiales para tareas básicas de mantenimiento de madera, hierro, pintura o fontanería, entre otras. “Convertimos la necesidad en una virtud y motivamos al personal para que trabajaran con lo que el material que nos iba llegando. Y así se procedió en los meses de agosto y septiembre, pintando muros, bolardos, cantones, barandillas y elementos de seguridad”.

Durante este primer año se han hecho trabajos en edificios municipales en colaboración con los patronatos y los colegios, en función de sus necesidades. Entre las actuaciones, destaca la reparación de 70 calles de Jaén como la Ronda de los Olivares o la Ronda de los Derechos Humanos, o la reposición completa de adoquín en las calles Salsipuedes o Azulejos.

En calles como Agustina de Aragón, Fajardo, Menéndez y Pelayo, Tiro Nacional y María de las Mercedes (en Las Infantas), en la que solo estaba previsto echar una capa de aglomerado por encima, “hemos tenido que proceder a la reparación total de la red de saneamiento y abastecimiento que estaba totalmente rota y en deficientes condiciones provocando humedades, filtraciones y atranques, tomando así la decisión de paralizar el proceso de aglomerado para arreglarlas al completo”.

El responsable de Mantenimiento Urbano también ha destacado las intervenciones en las fuentes del Bulevar “abandonadas desde hace 8 años, sucias y en malas condiciones”, ha asegurado. En este sentido, ha recordado que se está actuando en ellas por fases. Primero se actuó en la fuente de la cúpula, quitando la anterior instalación eléctrica y sustituyéndola por una más moderna y en vigor para evitar los cortocircuitos. En una segunda fase, se han reparado los canales laterales de la fuente, impermeabilizando la zona y realizando una nueva instalación hidráulica y de iluminación. Y queda una tercera fase en la que se arreglará la cúpula y el canal principal a finales de este año.

Actualmente, se está trabajando en la fuente del Cocodrilo, en 4 de los 7 vasos con los que cuenta. Se ha hecho un pequeño movimiento de tierra, para no tener tanta profundidad y tener una menor lámina de agua. También se ha procedido a la una instalación eléctrica e hidráulica nueva.

Asimismo, ha comunicado que se han redactado y adjudicado pequeños proyectos para la reparación de acerados y mejora de accesibilidad en la rotonda de la Pajarita y la calle Felipe Oya Rodríguez, el acceso de la parroquia Santa María de Dios y la mejora de accesibilidad en la calles San Hilario o San Alejandro en el barrio Antonio Díaz y “ya estamos actuando para adecentar la bajada al campo de fútbol de la Victoria por el margen derecho en la avenida de Granada”.

De igual modo, se ha licitado un proyecto para proceder al bacheo de muchas calles que lo necesitan y “poder, así, ejecutarlas todas en un periodo breve de tiempo”. Otros proyectos en los que ya se están trabajando son los de mejora de la accesibilidad, acerados y el mantenimiento de parques infantiles de la ciudad para “proceder a su reparación y que cuenten con todas las medidas de seguridad y, al mismo tiempo, que haya una empresa que se encargue de su conservación permanente”. Todo ello, además, de un “plan de choque para mejorar pavimentos y acerados en el que ya estamos también trabajando” y que se suma al programa de la estrategia DUSI, “para la recuperación del casco histórico, centrándonos en dos núcleos grandes en el entorno del hospital de Santiago y en los alrededores de la iglesia de San Miguel para recuperar sus calles y rincones”.

Negociado de cementerios-. En cuanto a esta área, su responsable ha denunciado la falta de nichos para proceder a los enterramientos “por lo que, nada más llegar, tuvimos que hacer una modificación de crédito de urgencia para construir nuevos, así como realizar contratos para el suministro de material”. La falta de trabajadores ha sido otro de los problemas con los que se ha encontrado esta Concejalía, con solo 4 empleados, “cuando para trabajar en condiciones tendría que contar con entre 8 y 12”. Javier Padorno se ha referido a la “antigua” plataforma de féretros con un sistema de poleas con la que cuenta actualmente el cementerio y que requiere su cambio por una “más moderna”. Tampoco existe horno incinerador de restos humanos “obligatorio y para el que ya tenemos prevista su compra e instalación”. El abandono “total” del cementerio de San Eufrasio ha sido otros de los problemas, cuya solución ha pasado por la redacción de “un proyecto de emergencia para intervenir en el patio número 3, ya que en el último invierno se produjo un derrumbe parcial de los tejados”. Para solucionar el problema de personal, se ha sacado una bolsa de trabajo para contratar a 4 operarios.