El PCA de Jaén califica de “hipócrita la visita del Rey Felipe VI y Susana Díaz a Jaén, máxime cuando no han sido capaces de hacer ni un sólo gesto de solidaridad, condena o empatía con uno de los territorios con peores indicadores sociales y económicos de toda la Unión Europea”.

Jaén, un territorio que encabeza desde hace años las tasas de desempleo, de abandono de la población, de pensiones por debajo de la media estatal, etc., hubiera necesitado de visitas institucionales que apoyen y reclamen una salida a la situación provincial, no cargos institucionales que vengan a hacerse una foto y volver a sus “palacetes”.

“Al Rey, que últimamente habla a menudo de cohesión social, se le ha olvidado esta vez hablar de la brecha social que supone que haya municipios con un 40% de desempleo, o más de 29.000 jóvenes que han abandonado esta provincia en los últimos tres años. Lo que pone sobre la mesa que cuando habla de cohesión, solo lo hace en referencia a aquello que puede poner en peligro su situación de privilegio, y no por empatía con la población”.

Por otro lado, el PCA lamenta que ninguna de las autoridades allí presentes haya tenido un minuto para dedicar a las miles de personas que fueron asesinadas y torturadas en la antigua cárcel de Jaén, ahora convertida en museo Ibero. Cárcel, por otro lado, que en su momento fue catalogada como “lugar de la memoria” y que debió ser protegida, al menos una parte de la misma, “a capa y espada” por las diferentes administraciones.